Abuso Sexual Infantil

“Es cualquier contacto e interacción, violenta o no, con un/a menor en una actividad sexual que, para su edad y desarrollo, no puede comprender totalmente, ni está preparad@ emocionalmente para realizar, y por tanto no puede dar su libre consentimiento. En el abuso el agresor usa al/la menor para estimularse sexualmente él mismo, al/la menor o a otra persona. El desequilibrio de poder entre la víctima y el abusador es definitivo para determinar si se trata o no de un abuso. Este desequilibrio de poder puede deberse a su edad, tamaño, posición, experiencia o autoridad. “

DIFERENTES TIPOS DE ABUSOS SEXUALES

  • CON CONTACTO FÍSICO:
    VIOLACION, penetración vaginal, anal u oral, penetración digital o con objetos.
    TOCAMIENTOS, caricias, toques, manoseos.
  • SIN CONTACTO FÍSICO:
    VERBAL, palabras feas, eróticas, proposiciones indecentes y proposiciones verbales explícitas VISUAL, exhibición del cuerpo, masturbación, pornografía, Internet
    PSICOLÓGICO, Sobrepasan los límites emocionales apropiados entre adult@s y niñ@s, padres e hijos (ejemplo: Contar intimidades de la pareja, convertir a la hija “esposa o al hijo el “marido” emocionalmente).
    Utilizándolos como confidentes, dándoles un rol que no les corresponde.

Abuso de poder:Es fundamental no concebir el abuso sexual como una cuestión únicamente concerniente a la sexualidad del individuo, sino como un abuso de poder fruto de esa asimetría. Una persona tiene poder sobre otra cuando le obliga a realizar algo que ésta no deseaba, sea cual sea el medio que utilice para ello: la amenaza, la fuerza física, el chantaje. La persona con poder está en unasituación de superioridad sobre la víctima que impide a ésta el uso y disfrute de su ibertad. Pero igualmente importante es entender que el “poder” no siempre viene dado por la diferencia de edad, sino por otro tipo de factores. El abuso sexual entre iguales es una realidad a la que no debemos cerrar los ojos. En este caso, la coerción se produce por la existencia de amenazas o porque hay seducción, pero la diferencia de edad puede ser mínima o inexistente. Aun así, se consideraría abuso sexual.
La asimetría puede ser: anatómica, asimetría en el desarrollo y especificación del deseo sexual (que no se especifica ni se consolida hasta la adolescencia), asimetría de afectos sexuales (el fenómeno de la atracción en prepúberes tiene menos connotaciones sexuales), asimetría en las habilidades sociales, asimetría en la experiencia sexual…. Por todo ello, ante una diferencia de edad significativa no se garantiza la verdadera libertad de decisión. Esta asimetría representa en sí misma una coerción.

Consecuencias del ASI en la vida adulta

Los niños y niñas que sobreviven al abuso – según destaca el informe del Estado Mundial de la Infancia 2007- suelen sufrir daños físicos y psicológicos a corto y largo plazo, que afectan su capacidad de aprender y de relacionarse socialmente.

Junto a los graves problemas en el ajuste sexual, destacan también trastornos disociativos de la personalidad que originan problemas sociales.
Las consecuencias son diferentes si la persona abusadora es un familiar, un extraño u otro niño mayor que él o ella. También difieren si la relación sexual ha sido violenta o no.

Los abusos en familia suelen ser más traumáticos, ya que para el niño suponen además sentimientos contradictorios en cuanto a la confianza, la protección, y el apego que esperamos y sentimos con relación a nuestros propios familiares.

Mitos y Realidades del ASI

Cuando pensamos en maltrato infantil tendemos a referirnos a situaciones graves, crueles y perversas.

  • Tendemos a olvidarnos (o desconocemos) otras formas de maltrato menos llamativas.
  • Los medios de comunicación difunden una perspectiva sensacionalista del maltrato y los casos más aberrantes y crueles (los menos frecuentes) o morbosos.
  • Los prejuicios y estereotipos de las personas condicionan la información a la que tienen acceso.